CÓMO HACER UN JUGO VERDE BÁSICO Y CÓMO TOMARLO

Basic green juiceComo yo he tomado miles de jugos verdes a lo largo de mi vida, casi todos ellos hechos en casa, suelo caer en el error de pensar que todos saben cómo hacerlos. Pero poco a poco estoy aprendiendo que no es así, ya que muchas personas me preguntan cómo hacer un jugo verde, y para qué es bueno.

Este post se lo dedico a toda la gente que me ha preguntado esto en los últimos años. Espero que les sirva a ellos, y que también te sirva a ti para incorporar estos jugos en tu vida y mejorar tu salud y tu relación con la comida. Hoy sólo escribiré sobre cómo hacer un jugo básico, y reservaré la segunda parte (por qué estas bebidas de moda son tan buenas para la salud) para otro post en el futuro (no quiero hacer esto tan largo y que te quedes dormida!).

La receta de este jugo verde básico está al final del post, pero primero quiero explicarte el proceso de preparación en más detalle para que lo entiendas mejor y después puedas hacer tus propias variaciones.

Para hacer un jugo verde, es bueno siempre tener una base líquida. El pepino, por ejemplo, tiene muchísima agua, y al pasarlo por un extractor para extraerle el jugo te dará muchísimo líquido. Esto es importante porque algunas verduras no tienen tanta agua y tendrías que gastar muchísimo dinero comprando suficientes vegetales para que te salga un vaso de jugo. ¡Sería el jugo más caro del universo! Además, el sabor de muchas de esas verduras es demasiado fuerte y no sería placentero tomar un jugo con tan alta concentración de esos ingredientes. Sería como tomar la medicina que te recetaba el doctor de niña y que tenías que tomar tapándote la nariz (no es un invento, a veces he hecho jugos con sabores tan fuertes que he tenido que hacer eso). El pepino, por otro lado, tiene un sabor muy suave y semi dulce, que va muy bien con todo. El agua de coco es otra buena base para jugos.

Después de la base, otras verduras básicas que me gusta usar siempre son apio y lechuga, ya que ambas tienen también un sabor suave, y bastante agua.

La fruta por excelencia para mis jugos verdes suele ser la manzana verde, que tiene menos azúcar que otras opciones. Sin embargo, me gusta variar de fruta con bastante regularidad, y a veces uso manzanas rojas, peras, toronjas, naranjas, kiwi, granada, o cualquier otra fruta que esté de estación.

El penúltimo paso es escoger una hoja verde oscura, que te dará muchísimos nutrientes importantes, y ayudará a tu cuerpo a eliminar toxinas de manera más eficiente y a mantenerse alcalino (muy importante para tener una buena salud y evitar muchísimas enfermedades).  Es importante que rotes siempre las hojas verdes (no uses la misma todo el tiempo), porque aunque son muy buenas, si las comes todo el tiempo sin parar muchas de ellas se pueden volver un poquito tóxicas. Los humanos estamos hechos para comer de todo un poco y tener una dieta variada, y la sabia naturaleza se ha encargado de que así lo hagamos asegurándose que nos caigan mal las cosas cuando las comemos muy seguido. Así que puedes usar espinaca por unos días, luego acelga, luego kale, luego bok choy, y así…

Por último, siempre me aseguro de agregarle jugo de limón recién exprimido (medio limón por vaso) a mi jugo una vez que está listo, lo que le da un sabor mucho más rico a mi parecer. A veces las hojas verdes pueden tener un sabor demasiado fuerte a clorofila (si alguna vez has tomado extracto de wheatgrass sabes a lo que me refiero). A mí en particular no me gusta mucho este sabor, pero el limón es la solución. El resultado es delicioso. En vez de limón también puedes usar lima, y si la fruta que usaste fue naranja o toronja no será necesario que le agregues este toque ácido pues la fruta ya se lo dará. How to make green juice

Ojo, digo que el resultado es delicioso porque estoy acostumbrada a tomar estos jugos. Si recién estás empezando en este mundo de los extractos de verduras, puedes usar un poquito más de fruta al principio para que tu jugo sea más dulce, y poco a poco ir disminuyendo la cantidad, conforme te vayas acostumbrando al sabor.

Te prometo que tomar estos jugos no es una tortura, si no todo lo contrario. Puede verse raro, y puede que sea un gusto adquirido, pero una vez que lo adquieras, tomarlos será un verdadero placer. Yo siempre que tomo el mío (cada mañana!) me siento genial, lo disfruto muchísimo, y siento algo muy placentero por dentro. Es difícil de explicar si no lo has experimentado en tu propio cuerpo, pero de cierta forma siento que con cada sorbo mis células vibran con salud y alegría.

Es importante que tomes este jugo con el estómago vacío para que todos los nutrientes lleguen rápidamente a tu sangre. Si tienes comida medio digerida en el estómago, este jugo se mezclará con ella y perderá potencia. Incluso te puede caer un poco mal. Para mí lo más fácil es tomarlo en la mañana, media hora antes del desayuno. De esta forma me aseguro de tomar todos esos nutrientes apenas me despierto, y me olvido de esto por el resto del día. Otra buena opción es tomarlo como un snack entre el desayuno y el almuerzo, o entre el almuerzo y la cena, o tomarlo como cena si comiste demasiado durante el día, si se te hizo muy tarde y ya no quieres comer algo tan tarde, o simplemente si quieres darle a tu cuerpo un descanso. La mayoría de gente duerme mucho mejor si no se va a dormir con el estómago lleno. Prueba cenar un jugo verde de vez en cuando y seguro dormirás muy bien y te sentirás genial al levantarte. Hasta puede que tus sueños sean más dulces! ;)

Dos tips extra:

1. Es mejor que tomes estos jugos inmediatamente después de prepararlos para conservar la mayoría de nutrientes. Sin embargo, si eres una persona muy ocupada y no tienes tiempo para hacer un jugo en el momento cada día, puedes hacer un jugo en la mañana o por la noche y refrigerarlo hasta que lo vayas a tomar, o puedes hacer jugos para varios días seguidos, y luego congelarlos e ir descongelándolos conforme los vayas tomando. En ambos casos, es importante que los guardes en un frasco lleno hasta el tope y bien sellado, para evitar que el jugo se oxide.

2. Es importante que uses frutas y verduras orgánicas cuando hagas estos extractos. Si no puedes hacer esto, asegúrate de pelar tus verduras y frutas, y de lavar todo muy bien.  Puede que te parezca muy caro comprar frutas y verduras orgánicas para hacer estos jugos, pero es una inversión muy valiosa. Estarás invirtiendo en tu salud y bienestar, lo más importante de todo!

*Para muchas más recetas de jugos y batidos, y una explicación en detalle sobre sus beneficios, mira mi libro Detox Juicing: 3-Day, 7-Day, and 14-Day Cleanses for You Health and Your Well-Being.

Deseándote Salud & Felicidad,

Morena Escardo - Holistic Health Coach

JUGO VERDE BÁSICO
Print
Recipe type: Jugo
Author:
Prep time:
Total time:
Serves: 1
Este es mi jugo verde más básico. Úsalo como base para luego hacer todas las variaciones que quieras. Tómalo una vez al día, con el estómago vacío, y espera al menos media hora luego de tomarlo para comer. Si no tienes tiempo para hacerlo cada día antes de tomarlo, puedes preparar varios vasos a la vez y congelarlos en frascos bien tapados. Descongélalos conforme los vayas tomando.
Ingredients
  • ½ pepino (con piel, o pelado si no es orgánico)
  • 2 palitos de apio
  • ½ - 1 cabeza de lechuga (cualquier tipo)
  • ½ manzana verde (Puedes usar más fruta si necesitas que tu jugo sea más dulce. También puedes usar otro tipo de fruta. Si no utilizas frutas orgánicas, debes pelarlas.)
  • 2-3 hojas verdes (espinaca, acelga, kale, hojas de betarraga, etc.)
  • Jugo de ½ limón
Instructions
  1. Lava bien todas las verduras y córtalas en trozos que pasen fácilmente por tu procesador (cada procesador es distinto).
  2. Prepara el juego, y luego exprime el limón encima.
  3. Mezcla bien y tómalo de inmediato.

 Read it in English! 

SHARE / COMPARTIR:
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Comments

Trackbacks

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *